Grandes folkloristas condecorados con las medallas Dora Pérez de Zárate y Manuel F. Zárate

Dos grandes folkloristas de la región de Azuero recibirán por parte del Ministerio de Cultura (MiCultura), la condecoración Dora Pérez de Zárate y Manuel Fernando Zárate, en el marco del Festival Nacional de La Mejorana, en su versión No. 69

Ambos reconocimientos, que incluyen medalla de oro y placa de reconocimiento, se otorgan a personalidades que se destacan en la búsqueda, rescate, conocimiento, conservación e investigación del folklore panameño.

El Festival Nacional de la Mejorana o Festival de Guararé es la más importante cita del folclore de la República de Panamá. Cuando llega septiembre, cientos de delegaciones de todo el país se visten de fiestas para participar en el festival de la Mejorana, en Guararé.

La Medalla Dora Pérez de Zárate será entregada al señor Iván Martínez, un destacado investigador del folklore e instructor de bailes típicos.

Este importante folclorista es merecedor de la condecoración por su interés en la documentación y capacitación del folklore y la identidad cultural, lo que lo ha llevado a tomar una variedad de cursos y seminarios, entre ellos: “Folklorología y Métodos de Investigación”, dictado por los desaparecidos folklorologos Argentina Isabel Aretz, su esposo el etnomusicólogo Venezolano Luis Felipe Ramón y Rivera y la panameña Dora Pérez de Zárate.

Martínez, es presidente del Instituto Regional de Estudios Patrimoniales (IREP), miembro de Consejo Internacional de Organizaciones de Festivales de Folklore y de las Artes Tradicionales (CIOFF) – Sección Panamá y miembro de la Asociación de Profesionales y Especialistas en Folklore y Patrimonio Cultural Inmaterial (ANPEFOLK).

La trayectoria en la ejecución de la churuca, güiro, caja, tambor, armónica y sobre todo su apacible saloma y canto de la Décima, que tiene el señor Héctor Virgilio González Bustamante le ha llevado a ser merecedor de la medalla Manuel F. Zárate.

Héctor “Tito” González, oriundo del pueblo de La Enea de Guararé, inicio sus carreras desde muy pequeño, cuando a través de la lectura de poesías fue componiendo sus prioras décimas, convirtiéndose en sujeto folk por naturaleza debido a su alto conocimiento de la música panameña y su dedicado trabajo para el engrandecimiento del folclore nacional.

“Tito” González aprendió de los mejores. El maestro Chávale Barrios le enseñó el toque de la armónica y desde entonces paso a las páginas de la historia de la música típica panameña cuando interpreta, por primera vez, en armónica el Himno Nacional, ejecución que lo llevó a ser reconocido a nivel nacional. Entre sus mejores selecciones musicales están: “Pueblo Nuevo”, “Décimo Quinto Festival” y “Canajagua Azul”.