La Junta de Embarre

Fuente: De puraCepa

Es una costumbre del hombre del campo y se realiza para construir la casa de un nuevo matrimonio, o para renovarla. Esta actividad dura varios días desde que se inicia la búsqueda de los materiales de construcción hasta ver la casa ya lista.

Los materiales que se utilizan para parar la casa son: cañazas, bejucos, horquetas, madera, paja o hierba seca o bagazo de arroz y lo más importante la tierra que no es de cualquier tipo. El enjaule de la casa comienza en la tarde del día anterior a la junta, también se corta la hierba, se remoja. Se busca un lugar para hacer la mezcla de la tierra con la paja o hierba.

Mientras esto ocurre las mujeres del pueblo se van acercando a la enramada donde la familia se reúne para preparar las ricas viandas que se les ofrecerán a los trabajadores y a las personas que irán a ayudar a hacer la casa. Ellas llegan con bangañas, platones, cucharones (mecedores), platos, cucharas, entre otros implementos. Los familiares y los amigos ayudan a la pareja o al dueño de la junta a cocinar el maíz, buscar la leña, pilar el arroz, otros buscan agua. Mientras tanto se escucha el cantar de alegres tamboritos, salomas, y así esta actividad se convierte en una gran fiesta del pueblo.

Foto cortesía: Ensegundos.com.pa

En el lado donde se está aguando la tierra se escucha el salomar del campesino, la japiadera, el canto de mejorana, todo bien tradicional, se ven a las muchachas llevar desde chicha fuerte, chicha de junta (para los que no consumen licor), para mantener alegres a los trabajadores.

Todo esto dura toda la noche al salir el alba los hombres se dirigen a la enramada a desayunas desde hígado encebollado con tortilla asada, carne frita con bollos de maíz viejo o bollos endulzados con miel, carne guisada con yuca… un sinfín de comidas. Luego de desayunar se dirigen a donde está la tierra y empiezan a mojarla y a batirla con los pies, y mientras eso ocurre las mujeres preparan el almuerzo que puede ser una rica sopa de res acompañada de tortilla asada o arroz blanco con una refrescante chicha de maíz llamada (chicha aloja)

Luego de terminada la jornada todos se deleitan con las ricas comidas y se pasean a los dueños sentados en tauretes (sillas confeccionadas de cuero muy utilizadas en nuestro interior)por toda la casa y al finalizar se les embarra de la misma tierra con que se construyó la casa y sigue la fiesta con tamboritos, cantaderas y mucha saloma.

Fuente: De Pura Cepa de Marcos Ureña