Lalay Espino, el inicio de una Dinastia

Judith Oderay Espino, mejor conocida como Lalay Espino es la Segunda reina del Festival de La Mejorana en el año de 1950.

Es la Primera Reina con apellido Espino, comenzando así la Dinastía de este apellido.

Su reinado fue netamente folklórico, Los patrocinadores del festival fue el Club de Leones de Guararé, que estaba en sus inicios.

Un 16 de septiembre de 1950, se celebró el ultimo escrutinio, seis eran las aspirantes a la Corona, entre esas se encontraba Querima Galastica, (q. d. en p.), hermana del reconocido orfebre Vitito Galástica, procedentes de La Enea de Guararé.

Nos cuenta Lalay que ese día se encontraba ella en el coro de la iglesia, el mismo quedaba arriba de la entrada principal, donde hoy en día se encuentra el vitral del Centenario de La Virgen, preparándose para la novena a Nuestra Patrona, cuando se escucha la algarabía de una caravana; llegaba al pueblo la Srta. Querima Galástica, desde la ciudad de Panamá, en un lujoso convertible, con pancartas de todos sus patrocinadores, la mayoría empresas de la capital, viendo esto, se sintió perdida y al terminar la novena se fue para su casa con pocas ganas de asistir al escrutinio, pues vislumbraba una total derrota.

El Club de Leones de Guararé envió a un personal a buscarla, pues debía estar presente para el conteo de los votos. En ese entonces los escrutinios se hacían en el quiosco del parque.

Comenzaron a contar los votos, cuenta Lalay que ella estaba muy nerviosa y hasta cierto punto distraída pues sabía que no ganaría, hasta que al final del conteo, anuncian que la ganadora del escrutinio era la Señorita Lalay Espino con una diferencia de pocos B/. 36.00 balboas, el total depositado fueron escasos B/. 400.00, mucho dinero para esa época.

Una curiosidad de esa noche fue que en uno de los sobres de ella, había un billete de cien balboas, como no era muy común ver esos billetes en esa época las personas hacían fila para verlo.

Su reinado se efectuó en un jardín o sala de baile llamado “Pedro Tuco” , el mismo estaba ubicado en un terreno cerca del actual Hotel la Mejorana, allí un ex reo, recién salido del penal de Isla Coiba confeccionó el trono, esa noche la Reina, la Corte y miembros del Club de Leones de Guararé y de la ciudad de Panamá, comieron un brindis en bangañas con cucharas de palo.

A solo días de la celebración del Festival, fue poco lo que se pudo conseguir y hacer, su polleras fueron todas Montunas, y su corona de papel, comprada en una sedería, ubicada en el casco viejo de la ciudad de Panamá.

Su Primer y Único Amor:

Su caballero de reinado fue Reyes Espino Saavedra, quien dos años después se convirtiera en su esposo.

Anécdotas…

La noche de la coronación estaban listos para salir, y no había bandera, el joven Reyes, para congraciarse con su novia, se acercó a su madre, Doña Ángela Espino, para que les ayudara a solucionar ese detalle, pues como eran dueños del almacén Casa Don Reyes, les sería mas fácil conseguir algún pedazo de tela, sacando Doña Ángela de uno de sus baúles un hermoso mantón de manila español, en color crema, que en una vara sacada por él mismo del aserrío de su familia pasearon como bandera del segundo festival.

Su Compadre Colaco Cortéz le compuso una pieza musical, “Lalay Espino” muy bailada por los conjuntos típicos de todos los tiempos.

Su Carreta:

Lalay se paseó en una Carreta confeccionada con hojas de palma y tallo, adornada con gajos de pipas, la acompaño toda su corte (damas y caballeros) en la misma.

Mucho Tiempo Después…

Lalay Espino tuvo la dicha de celebrar sus bodas de Oro y Bodas de Diamante, y en ambas celebraciones lo hizo con el mismo amor y fervor a sus más puras tradiciones,

La noche de la celebración de sus 60 años de reinado, se había preparado una hermosa tuna de caja y tambor por las calles del pueblo, más de 80 empolleradas estaban listas para salir cuando un torrencial aguacero cayó sobre el pueblo de Guararé, el mismo no impidió que Lalay saliera a la calle, con hermosos mazos de vela, bajo paraguas a celebrar con familiares y amigo esa dicha de haber sido la segunda reina del festival.

Lalay Espino será una Reina Para Siempre.

Hoy entre la alegría de un domingo de carnaval, vivimos la desaparición física la querida reina del Festival

SRM Judith Oderay Espino LALAY ESPINO

El dia lunes 24 de Febrero se realizaran sus honras fúnebres en la Iglesia de Nuestra Señora de Las Mercedes, Guararé, a las 5:00 p. m.
Desde las 3:00 p. m. cuerpo presente en la Iglesia.

Fuente: Facebook.com/ Familia Espino 2013