Mucho que Decir… por Ariosto Velásquez

Estimados lectores, es muy placentero hacer lo que más nos gusta. En mi  caso poder exaltar y dar voz a través de mi trabajo a quienes no tienen la oportunidad de dar conocer lo que hacen.  Por cosas de la vida por más de 10 años trabajé en la redacción de un periódico, en la que tuve el privilegio de promover manifestaciones folklóricas poco conocidas y sus artífices,  algunos muy conocidos y otros anónimos, pero todos comprometidos en trabajar por nuestra identidad cultural.

Es sorprendente ver cuántos panameños y panameñas están permanentemente trabajando en una misma misión y un mismo objetivo: preservar la panameñidad. Por ello nunca he estado de acuerdo con la frase, muy común por cierto, “nuestro folklore está muriendo”. No, no es así.

Y les explico por qué. Se han preguntado cuántas agrupaciones de proyección folklóricas existen en el país, cuántos premios ha obtenido Panamá de encuentros y competencias internacionales del folklore en la última década. Cuántos nuevos acordeonistas,  con muy buena ejecución,  hay sin poder saltar a la fama, cuántas niñas cantalantes con voces extraordinarias hay en nuestros pueblos del interior e incluso en las urbes, cuánto más nos falta por descubrir de nuestras manifestaciones culturales.

En fin hay mucho que decir y exaltar, y esa será la misión de este espacio con el que espero seguir aportando como periodista a la tarea de dar a conocer quién está detrás de festivales, artesanías, el canto vernácula y de toda la gama de manifestaciones culturales y folklóricas que nos hacen diferente.

Espero que me acompañen en este viaje en el que mostraré que no hay razón para pensar que nuestra identidad está en peligro, y muy por el contrario sí hay mucho que decir.

*Foto Cortesia de Fundacion Jose A. Corella